5 Pequeñas actividades que han cambiado nuestra forma de vida

by - enero 30, 2019



Actualmente, tenemos una vida muy estresada, y es que sinceramente, desde que se inventó el reloj y los horarios, vivimos siempre pegados a él sin tener en cuenta que de mientras, nos pasa la vida sin darnos cuenta.



Desde hace aproximadamente unos cuatro años hacia aquí, nosotros tuvimos esta "pequeña visión" de ver como el tiempo se esfumaba, nosotros por aquel entonces teníamos un pequeño negocio, el cual iba bien pero no para tirar cohetes, simplemente pagábamos nuestras facturas pero siempre nuestra cuenta quedaba a cero, así que al final decidimos cerrar y os puedo decir que a partir de allí, nuestra vida cambió por completo.

Ahora, trabajamos desde casa, con nuestros horarios, y aunque a veces, por no decir siempre se trabaja mucho más, al menos disfrutamos más de la vida, así que hoy os traigo una lista de cosas que podéis hacer sin gastar mucho dinero y que os ayudarán a desconectar un poco más del trabajo y vivir más la vida.

Ojalá llegue el día en que todos podamos vivir por nuestra cuenta sin ningún horario fijo que nos dicten y así poder hacer en nuestro día a día aquello que nosotros queramos.

Así que.. espero que estas pequeñas actividades os ayuden a desconectar y a conectar un poco con vosotros mismos.

1. Salir a andar. Cuando llega el buen tiempo es una práctica que nosotros ponemos en marcha, andar por pequeñas zonas verdes de la ciudad o del campo (si tenéis la suerte de tenerlo al lado), hace que nos demos cuenta de todas esas pequeñas cosas que tenemos alrededor y que no solemos pararnos a mirar. Los árboles de nuestra ciudad, los niños corriendo por el parque, la gente joven tomando el sol tumbada en el césped, los pájaros... y a parte de todo esto, nos movemos un poco y oxigenamos nuestro cuerpo.



2. Hacer un pequeño picnic de vez en cuando. Otra de las cosas en las cuales disfrutamos muchísimo es en ir a comer fuera, es decir, coger nuestra propia comida e ir a comer a cualquier zona de barbacoa que tengamos cerca. No se en vuestra ciudad, pero aquí donde vivimos nosotros, hay unos pequeños "parques", donde hay barbacoas para que te puedas hacer tu propia comida y unas mesas y bancos de madera para poder comer tranquilamente. Es una sensación super agradable el comer rodeado de naturaleza. Sin duda alguna una experiencia genial y super divertida.


3. Salir a disfrutar del bosque. Os puedo decir con total seguridad que esta es nuestra actividad favorita. Nos encanta coger el coche e ir al bosque más cercano y pasar tiempo allí. De vez en cuando nos llevamos a nuestra gatita y la dejamos correr y trepar por los árboles, así nos lo pasamos todos bien. Sin duda alguna, los días que vamos al bosque volvemos a casa super relajados, habiéndonos empapado de naturaleza y de toda la energía que allí se respira. Descalzarnos y caminar es uno de los mayores beneficios que podemos tener ya que así, absorbemos toda la energía que nos da la madre naturaleza. Y si no podéis andar descalzos, simplemente dejad que los pies desnudos os toquen  al suelo, lo agradeceréis!


4. Visitar la playa. Se que no todo el mundo tiene la playa cerca y que puede parecer una actividad un tanto fuera de lo normal pero a mi personalmente, el mar me da mucha sensación de tranquilidad. Así que si sois de los afortunados que podéis ir a visitarla, hacedlo. Caminar por la orilla mientras el agua os toca los pies es super terapéutico. A parte de que se carga mucha energía, es muy bueno para nuestros músculos y huesos.


5 Disfrutar de la nieve. Sí, lo reconocemos, nos encanta la nieve y el frío y por eso, cada vez que nieva cerca, intentamos ir a lo que nosotros le decimos "tocar nieve". Ver la nieve virgen encima de los árboles y en la carretera es una sensación indescriptible, poder ver esa claridad impoluta allá donde mires hace que podamos apreciar lo extremadamente increíble que puede llegar a ser la madre naturaleza, así que si tenéis ocasión, no dudéis en ir a pasar un tiempo en medio de la nieve. No se trata de ir a esquiar, sino de disfrutar de este fenómeno natural en su forma más pura. Nos cargaremos de paz y tranquilidad al instante.


Como veis, son pequeñas actividades que podemos realizar aunque sea una vez a la semana pero sobre todo, cuando las practiquéis, tenéis que ser consciente de ello. Hay que tener la voluntad de querer cambiar y de empezar a ver nuestra vida como lo que es... Nuestra y de nadie más. Porque la edad que nosotros tenemos no corresponde a la contestación de ¿Cuantos años tienes?, sino que esa edad es la que ya no tenemos, porque todos esos años ya los hemos gastado, la verdadera pregunta sería.... ¿Cuantos años te quedan?

Espero que estos pequeños consejos os hayan ayudado a reflexionar un poco y a que los pongáis en práctica pero decidme...

¿Que otras actividades os han cambiado vuestra forma de vida?

Y recordad....

Menos hacer y más ser!

También puede interesarte...

0 comentarios